ycomoyo
Terapia online
Terapia online

Acceder a mi perfil


¡Regístrate!¿Recordar contraseña?

Indícanos tu e-mail para poder
enviarte una nueva contraseña:

  
  


¡Regístrate!¿Recordar contraseña?
  
  

Utilizamos cookies propias y de terceros para poder adaptar la experiencia de navegación en ycomoyo a tus necesidades. Tu privacidad es muy importante para nosotros; por eso, queremos informarte de cómo utilizamos dichas cookies y de cómo puedes gestionarlas. Si continúas navegando en ycomoyo o utilizas el sitio web, entenderemos que aceptas nuestra política de cookies.

Ocultar este mensaje     Ver política de cookies

Inicio » Blog ycomoyo » Blog Ycomoyo Agosto » Nomofobia: La fobia del siglo XXI
Blog ycomoyo
Blog ycomoyo

TEMAS

Blog ycomoyo Enero
Blog ycomoyo Enero
Blog ycomoyo Febrero
Blog ycomoyo Febrero
Blog ycomoyo Marzo
*****
Blog ycomoyo Marzo
Blog ycomoyo Abril
Blog ycomoyo Abril
Blog Ycomoyo Mayo
Blog Ycomoyo Mayo
Blog Ycomoyo Junio
Blog Ycomoyo Junio
Blog ycomoyo Julio
Blog ycomoyo Julio
Blog Ycomoyo Agosto
Blog Ycomoyo Agosto
Blog Ycomoyo Septiembre
Blog Ycomoyo Septiembre
Blog Ycomoyo Octubre
Blog Ycomoyo Octubre
Blog Ycomoyo Noviembre
Blog Ycomoyo Noviembre
Blog Ycomoyo Diciembre
Blog Ycomoyo Diciembre
Blog ycomoyo especial Navidad
Blog ycomoyo especial Navidad

Blog Ycomoyo Agosto

Puntuación actual:
*****

Contenidos de este tema

  1. Contenido actual
    Nomofobia: La fobia del siglo XXI
  2. ¿Qué es la dependencia emocional?
  3. Vidas platónicas
  4. Obesidad y drogadicción

Nomofobia: La fobia del siglo XXI

El 96% de las familias españolas disponen de teléfono móvil con internet, siendo usados para tener acceso a redes sociales, chats y videojuegos (en un 81%). Esto puede desembocar en problemas de adicción.

Gran número de la población confiesa que dejar el móvil en casa les produce ansiedad y miedo, llegando a padecer ataques de pánico. Entre las sensaciones más comunes de malestar nos encontramos con nerviosismo o irritabilidad cuando no hay cobertura, sentimiento de culpa cuando no lo llevamos encima, disminución de la autoestima y contacto personal, hasta la aparición de alucinaciones sonoras de alertas de mensajes, sin que existan.

Estos síntomas se corresponden con la Nomofobia: dependencia del móvil. Además del malestar ya citado, se presentan otros problemas físicos, como tendinitis, dolor de muñecas o contracturas de cuello debido a malas posturas e incluso dificultad para conciliar el sueño.

Y es que llegamos a consultar nuestro teléfono hasta 34 veces al día. Su continuo uso altera los horarios, provocando insomnio y afectando a todas nuestras áreas vitales y al rendimiento académico y laboral.

Un ejemplo podemos verlo en el área laboral, personas que se pasan el día pendiente a las notificaciones de su cargo, convirtiéndose en adictos al trabajo. La pareja también se resiente por varios factores: falta de comunicación presencial, anticipación de pensamientos negativos cuando se demoran las respuestas, hiperviligancia, celotipia...

Debemos conocer y hacer un uso racional del dispositivo móvil. Usándolo de forma controlada y evitando molestias al lector (simplificando los mensajes por ejemplo), fijando un horario de uso y disminuyendo o evitando su uso en reuniones sociales. Sacar el móvil mientras comemos o asistimos a un evento, además de descortesía, muestra desinterés. Por tanto, silencia tu dispositivo o retrasa tus llamadas, ya que su uso, puede tener consecuencias negativas.

La mejor opción es incrementar actividades que permitan relacionarnos, como el deporte, hobbies compartidos o una buena conversación con un café

. Sólo apagando tú móvil, encenderás tu vida.

Si te sientes identificado con los síntomas o quieres prevenirlos, la mejor solución está en un especialista para ayudarte a modificar las distorsiones cognitivas y desprenderte del celular de forma gradual. Podrá guiar tu abstinencia, y practicar técnicas para recuperar tu atención hacia el presente, alejando tus pensamientos aditivos y orientándote hacia un uso controlado.  

Autora: Amanda Nuñez Fernandez, practicum de psicología de Ycomoyo

 

Ir a terapia online

Comentarios

Debes estar identificado para continuar. Es posible que tu sesión haya caducado: por favor, identifícate. Si aún no estás registrado, hazlo gratis pinchando aquí.